martes, 28 de julio de 2009

La persona sana según Carl Rogers.

La persona sana según Carl Rogers.

Carl Rogers (1902-1987) fue un psicólogo estadounidense que junto a Abraham Maslow (1908-1970) se convirtieron en los clásicos exponentes de la psicología humanista. Esta, en pocas palabras, se centra en las distintas experiencias y potenciales de la persona para, por ejemplo, desarrollar una terapia. No clasifica a las personas en base a las distintas teorías, sino que la persona se clasifica a sí misma. Es por ello, que Rogers definió a la persona sana en vez de hacerlo para cada trastorno o enfermedad. Ésta cuenta de cinco puntos elementales los cuáles son que son:

Apertura a la experiencia: Es lo contrario a la defensa (1). Es la percepción real de las experiencias, incluyendo a los sentimientos, para así alcanzar la tendencia actualizante (2).
Vivencia existencial: Estar consciente del presente, sin reprimir los sueños pero tampoco vivir en ellos. Además, no reprimirse por el pasado, ya que este se ha ido, sino que aprender de él, para así condicionar de mejor manera el futuro.
Confianza organísmica: Dejarse llevar por el valor organísmico (3) de una manera responsable, para así no caer en los excesos que nos dañen.
Libertad experiencial: El individuo asume sus responsabilidades y naturaleza y reconoce su libertad.
Creatividad: Desarrollar sus potenciales para así ayudar a que el resto pueda desarrollar los suyos. Esta ayuda puede ser a través de las distintas áreas humanas, como lo son las artes o las ciencias.
Según Rogers (1961), el individuo sano debería alcanzar su funcionamiento completo a través de las cinco últimas cualidades descritas anteriormente. Pero, para esto debe ordenar el “yo real” (4) y el “yo ideal” (5), de tal manera que no entren en conflicto, para no provocar una incongruencia (6), y sean capaces de enfrentar correctamente las situaciones de amenaza, para no agotar las defensas y, por ende, no caer en una psicosis (7)(8).

Referencias:
(1) Defensa: Se compone por la ansiedad, negación y distorsión perceptiva, que le permite al individuo enfrentar una situación amenazante
(2) Tendencia actualizante: Deseo de desarrollar los potenciales personales al mayor límite posible.
(3) Valor organísmico: Hacer algo sintiendo que es lo correcto para uno mismo.
(4) Yo real: Es lo que de verdad vivimos, lo que realmente podemos realizar, aceptando netamente nuestra valoración organísmica, nuestra autoconciencia positiva y la recompensa positiva.
(5) Yo ideal: Es la imagen utópica de sí misma, las ideas que nos impone la sociedad y que ocasiona que nos alejemos de nuestra tendencia actualizante y valor organísmico, dándole un mayor énfasis a la recompensa positiva condicionada
(6) Incongruencia: Es el área de diferencia entre el yo ideal y el real. Si esta área es mayor, mayor será la incongruencia.
(7) Psicosis: Cuando al individuo se le acaban las defensas y comienza a presentar un comportamiento extraño y a utilizar palabras sin sentidos

(8) "Cómo convertirse en persona", Carl Rogers, 1961.

*Texto producido por el staff de fromdistantearth.blogspot.com, todos los derechos reservados.

1 comentario:

Carlos González dijo...

Cordiales saludos: Mi nombre es Carlos González. He sido profesor de matemáticas y física en la enseñanza secundaria durante 24 cursos. Finalmente, al verme limitado en mi deseo de practicar una enseñanza basada en los nuevos paradigmas, decidí dejar el camino de la enseñanza oficial e iniciar uno nuevo, alternativo al sistema imperante.
Durante años, he podido comprobar como mis alumnos adolescentes enterraban sus sueños hasta hacerlos invisibles. Su entorno les enseñaba que la “seguridad” era lo primero: estábamos creando víctimas. La rabia que sentía ante tal panorama la he trasmutado en creatividad, escribiendo un libro que narra cómo empoderar a los adolescentes:
“Un maestro decide crear un ambiente mágico en su clase para empoderar a sus alumnos. Les ayuda a descubrir los enormes potenciales que habitan en su interior. Les revela un mundo más allá de la mente programada y de las creencias. Para llevar a cabo su proyecto el profesor emplea curiosos trucos...
Los alumnos van resolviendo los enigmas, que el maestro propone de una forma singular. La clase es una creación de todos. El aprender se transforma en una aventura.
Poco a poco, cada alumno se convierte en su propio maestro, en una fuente de conocimiento para él y sus compañeros. La vida se torna mágica: pueden vivirla desde su corazón, sin que las creencias les limiten “
Su título es: “Veintitrés maestros, de corazón – un salto cuántico en la enseñanza-“. En él se plantea un modelo educativo que se basa en descubrir la fuerza interior.
Hoy puede ser ciencia ficción...tal vez una semilla, pero si la nutrimos puede generar una forma totalmente nueva de enseñar, en la que el ser humano deja de sentirse víctima, para sentirse el creador de su propia vida.
Creo que su sensibilidad va en la misma dirección que la mía. Por eso, me atrevo a enviale* mi libro en versión digital. He decidido regalarlo persona a persona o institución a institución. Necesita volar...hacia lugares en los que pueda ser bien acogido. Si lo lee le agradecería cualquier comentario. Todos los amantes de la lectura sabemos que bastan cinco minutos con un libro para saber si es de nuestro interés, sólo le pido ese tiempo. Siéntase libre de enviarlo a las personas o asociaciones a las que este libro pueda ayudar. Gracias por su presencia. Le deseo felices creaciones…
Carlos González
P.D Mi blog es: www.ladanzadelavida12.blogspot.com
* El libro se puede descargar en mi blog